De viaje a Córdoba

0
247

cordoba

Muy buenas amigos viajer@s, espero que no estéis exaust@s del último viaje que hicimos porque ¡cogemos las maletas otra vez! A esta provincia ya he ido una vez, y me quedé con ganas de volver, por eso este fin de semana tengo planificado un viaje allí, ya que me cautivó con su belleza natural, con sus calles de piedras, con sus monumentos árabes… ¿sabéis de qué lugar estoy hablando? ¿Alguien ha dicho Córdoba? ¡EXACTO! Hasta allí nos desplazamos esta semana.Antiguamente llamada ´´Corduba“  fue la capital de la Hispania Ulterior en tiempos de la República romana, o de la provincia Bética durante el Imperio romano y del Califato de Córdoba durante la época musulmana, cuyos dirigentes gobernaron gran parte de la Península Ibérica. Goza del segundo casco histórico más grande de Europa declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Sobre el tiempo de Córdoba decir que sus inviernos son suaves y los veranos muy calurosos, sobrepasando la mayoría de los años los 40 °C.

La mezquita de Córdoba.

Es difícil comenzar por algún monumento, ya que la ciudad en sí lo es, pero una de las arquitecturas más importantes que nos vamos a encontrar en la ciudad va a ser la Mezquita de Córdoba. Se comenzó a construir en el 786. En 1238, tras la Reconquista, se llevó a cabo la evolución de la mezquita en una catedral católica.  En 1523 se empezó la construcción de una basílica renacentista de estilo plateresco en el centro del edificio musulmán.

Está prohibido cualquier ceremonia o rezo planeado no católico. Se compone de tres partes:

–       El patio de las Abluciones

–       El Alminar

Detrás de la puerta de Las Palmas (que da acceso a la mezquita), hay un bosque en el cual nos encontraremos los famosos arcos de herradura bicolores. En el Lucenario se mantienen los arcos lobulados de los muros y la cúpula. En la cabecera predominan los arcos, los mosaicos del muro y la estructura y la decoración de la cúpula  a base de arcos cruzados.

Leyéndolo es muy difícil imaginársela, incluso en fotos no tiene nada que ver, así que os recomiendo la visita a ser posible con un guía para que os vaya contando los misterios de esa magnífica construcción.

El Puente Romano: Situado sobre el río Guadalquivir fue levantado en el I a. C. y ha soportado varias remodelaciones desde su construcción. A un lado del puente se encuentra la torre de la calahorra y al otro se encuentra la puerta del puente. Contiene dieciséis arcos, cuatro apuntados y el resto de medio punto. En el centro se erige una escultura de San Rafael, obra del siglo XVI, realizada por Bernabé Gómez del Río.

Cabe destacar sus jardines entre los que están:

–       Los Jardines de la Victoria.

–       Los Jardines de la Agricultura.

–       Los Jardines del Conde de Vallellano.

–       Los Jardines de Colón.

–       Sotos de la Albolafia.

Y los diferentes parques como son:

–       El Parque de Miraflores.

–       El Parque Cruz Conde.

–       El paseo de Códoba.

–       El Parque de Asomadilla.

–       El Balcón del Guadalquivir.

Los baños árabes:

–       Los Baños Califales

–       Los Baños Árabes de Sta. María

Dependiendo de las fechas en la que visitéis Córdoba os encontraréis diferentes fiestas a destacar (aparte de Semana Santa y Carnavales):

–       Las Cruces de Mayo: antes de la Batalla de las Flores que se celebra el 1 de Mayo se celebra el Concurso Popular  de Cruces de Mayo de Córdoba en el que en los diferentes patios y plazas se levantan cruces de gran tamaño decoradas con flores, macetas y mantones de manila.

–       Festival de los Patios: Se celebra un concurso en el cual los vecinos visten las desnudas paredes de sus paredes y patios con flores y macetas. También se celebra un festival con numerosas actuaciones folclóricas (Mes de Mayo)

–       Cata del Vino Montilla-Moriles: donde participan más de 20 bodegas y a la que acuden todos los cordobeses para degustar los vinos de la tierra y las tapas más típicas.

Y después de hablar de tanto monumento, jardines, parques etc. ¿no os suena el estómago? Pues vamos a disfrutar de la maravillosa gastronomía cordobesa en la que la influencia árabe, se aprecia en el uso de los frutos secos, el gusto por la verdura, en las mezclas de sabores agridulces y en la repostería. Platos típicos son:

–       Salmorejo Cordobés.

–       Boquerones en Vinagre.

–       Rabo de Toro.

–       Flamenquín de Jamón Serrano.

–       Pastel Cordobés.

No se vosotros, pero yo después de este pedazo de día, me voy a dormir. Córdoba presenta 5000 plazas hoteleras de todos los estilos. Hoteles de 5 a 1 estrellas, hostales, pensiones, casas rurales, camping y albergues juveniles pero siempre satisfaciendo las necesidades de sus visitantes, así que… ¡A descansar!

5 / 5 stars     
Booking.com