Dentición

0
93

denticion

Los primeros dientes anuncian que su aparición está próxima con un engrosamiento en la zona afectada de la mandíbula, que permanece vacío de sangre, por lo que aparece de color blanco.

El crecimiento de la raíz en el hueso de la mandíbula y el proceso de crecimiento de los alvéolos dentarios son las fuerzas que empujan al diente. Los principales trastornos de la dentición son la dentición precoz, si el bebé al nacer ya tiene dientes, o la dentición retardada, que puede producirse si la madre ha sufrido alguna infección vírica durante el embarazo.

Las malformaciones de los dientes son por una parte de origen hereditario, pero por otra también se deben a factores del medio ambiente. Junto a las malformaciones, que afectan a la forma, también pertenecen al mismo grupo de trastornos el exceso o la falta de piezas dentarias.

Algunas veces, los dientes no aparecen, aunque se haya completado el crecimiento de la raíz.

En el caso de los de leche, la retención de un diente en el maxilar es muy poco frecuente; en la dentadura permanente la mayoría de las veces son las muelas del juicio las que, por falta de espacio, no pueden salir del todo o cuya aparición se ve obstaculizada por los diente vecinos.

En estos casos pueden causar molestias insospechadas, ya que pueden interferir en la situación normal entre dientes y maxilar; además las bolsas que forman la mucosa, que en parte cubren la muela retenida, son terreno abonado para las bacterias. Esta situación provoca con frecuencia inflamaciones en esa zona que pueden llegar a inmovilizar la mandíbula. La mayoría de las veces se hace necesaria la extracción del diente.

5 / 5 stars     
Booking.com