Cómo sacar la máxima rentabilidad a un viejo edificio heredado

0
93

Heredar un viejo edificio situado en una zona céntrica es toda una oportunidad para quienes tengan la suerte de recibir este regalo. Este tipo de edificios tienen mucha salida incluso en época de crisis económica, ya que la situación privilegiada de la que gozan hace que la demanda continúe siendo alta.

Si no hay un deseo de inversión se puede vender el inmueble tal y como se ha recibido. Si no está en condiciones mínimas de habitabilidad costará encontrar a un comprador, ya que tendrá que ser una empresa que esté interesada en invertir dinero para rehabilitarlo y ponerlo en el mercado.

Pero eso es algo que también se puede hacer por cuenta propia, dándole mucho más valor todavía al edificio y consiguiendo que se vuelva mucho más apetecible.

La rehabilitación para uso propio

En algunos casos se puede pensar en una rehabilitación para uso propio. Es un caso frecuente cuándo el inmueble se hereda por parte de varios hermanos que pueden preferir arreglar el edificio y conseguir una vivienda para cada uno de ellos o para sus hijos.

Para llevar a cabo el proyecto se puede contar con una empresa especializada, por ejemplo, construccionescanto.com es una de las empresas constructoras en Alicante con amplia experiencia en este tipo de trabajos. Esto es un punto muy positivo ya que es posible ver acabados muchos de sus proyectos y ver qué aspecto tienen actualmente.

Se trata de una oportunidad perfecta para conseguir una vivienda totalmente al gusto, en una estupenda situación y pagando solo la rehabilitación, por lo que resultaría mucho más barata que comprarla nueva o que adquirir otro inmueble para arreglar.

La rehabilitación para la venta

Si no se necesita para uso propio la rehabilitación se puede llevar a cabo para vender los pisos a terceros. Incluso algunos de los propietarios pueden quedárselos y otros optar por la venta. En este caso habría que ponerse de acuerdo para la reforma de los espacios comunes del edificio, como la fachada, el tejado o las escaleras. Tras eso, cada propietario podría encargar unos acabados diferentes para el interior de cada vivienda.

Al estar totalmente reformados es mucho más fácil conseguir encontrar compradores y hacerlo rápido. Esto hace que el dinero invertido se recupere muy rápido y el margen de ganancias, puesto que el inmueble no ha costado nada más allá de los impuestos de la herencia, es alto.

5 / 5 stars     
Booking.com